Star Wars es una película chistosa

A finales de los años setenta tanto Steven Spielberg como George Lucas pasaron su etapa en la que se pusieron a ver seguramente muchas películas viejas estadounidenses, de las que se conoce como de serie “B”.

Esas películas eran las que se pasaba en las antiguas funciones dobles de los cines, como preámbulo de las cintas importantes, las de categoría “A”: las estelares.

Mientras que las películas buenas mostraban musicales fastuosos, comedia muy elaborada, dramas humanos con actuaciones de los mejores talentos disponibles en la industria, las de serie “B” se componían de fantasías escapistas de bajo presupuesto, y estaban plenas de aventureros, ciudades perdidas, vaqueros, monstruos, espadachines o invasores del espacio.

Dicho cine cumplía con la mera función de ser entretenido, aunque la impresión que dejaba más bien se desvanecía paulatinamente, dejando espacio en la mente del espectador para las impresiones que le habrían de dejar las imágenes de la parte estelar de la función.

Tanto Spielberg como Lucas tomaron el repertorio de tramas de las películas de serie “B” y los convirtieron en películas estelares de enorme presupuesto, sobra decir que con un éxito sin precedentes.

Su afán, estoy casi seguro de ello, fue hacer películas meramente entretenidas. Spielberg fue devoto durante buena parte de su carrera.

George Lucas también, pero en el camino se encontró con una devoción cuasi-religiosa por parte de espectadores que tratan de buscarle demasiado fondo a una cinta “B” con esteroides.

Dicha película es “Star Wars”.

Es la mezcla entre una historia muy semejante a “Los tres mosqueteros” con elementos de un drama bélico de la Segunda Guerra Mundial y de película de camioneros contrabandistas del sur de los Estados Unidos (a la “Convoy”), situada en el espacio y con muchas navecitas y efectos especiales.

Lo más desafortunado que tiene es que, en vez de haber insistido en los elementos que pudieran ser más entretenidos de ver, tales como extraterrestres coloridos o robots llenos de foquitos (elementos a partir de los cuales se puede hacer juguetes muy vistosos), la historia se desvía resaltando los elementos ridículos de la trama, mostrando esos débiles conflictos y las situaciones que de éstos se derivan como si de asuntos de enorme gravedad y profundidad se tratara. Todo ese rollo esotérico de
“la fuerza” y del “lado oscuro” es más bien bobalicón. Así fue como se arruinó una obra cuyo objetivo debió ser el entretenimiento más simple en aras de obtener un estatus de respetabilidad por medio de los resortes melodramáticos comunes.

Anuncios

0 Responses to “Star Wars es una película chistosa”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s





A %d blogueros les gusta esto: