iTunes Store

No se en que momento habrá ocurrido. Las actividades en red de los ciudadanos habría de significar un diálogo constante entre privados, muy a la manera del intercambio epistolar o las conversaciones telefónicas.

Estamos de acuerdo en que lo que platiquen los individuos es privado, ¿cierto?

Hasta donde yo me quedé, siendo privados los que se comunican en línea, pues no habría que poner tanta atención al contenido de sus comunicaciones, a menos que éstas supusieran algo ilegal.

La copia privada de música y su envío a otros sin ánimo de lucro habría de equivaler a, digamos, el envío de postales (o de sus fotocopias) a otros por medio del correo ordinario.

En todo caso, la práctica que se podría considerar punible es la venta de material sobre el cual no se cuenta con derechos de autor. El ánimo de lucro es el elemento que diferencia ambas prácticas, según entiendo.

Decía líneas arriba que no se en que momento se suscitó el presente cambio, según el cual el intercambio de archivos entre particulares entre los cuales no se plantea finalidad de lucro alguno es punible, detestable y maléfico.

Cuando la gente intercambia las empresas no ganan. Tampoco pierden, porque hasta donde yo se el intercambio de música comenzó mucho antes de que hubiera empresas que vendieran mp3. No perdieron entonces, y tampoco pierden ahora.

Las empresas clamaron: “Perdemos millones por esos que intercambian en la red”. Las prospecciones de ganancias (o pérdidas) de las corporaciones del entretenimiento quedan así por encima del derecho a los otros a compartir sin lucro.

¿Por qué se plantea con esto que la única manera válida de emplear la red es aquella en la que los individuos particulares le generan ganancias a las corporaciones? La industria del entretenimiento sigue teniendo pingües ganancias, pero se denosta públicamente el trueque sin ánimos de lucro.

Y ahí está como muestra la iTunes Store. Hay quienes compran ahí: muy su gusto y decisión. Hay quienes, sin duda, prefieren compartir sin ánimo de lucro.

Más que asuntos de ganancias o pérdidas, aquí de lo que se trata es de la preferencia de unas ideas sobre otras, y de los intereses que están detrás de las mismas. “Intercambiar” es malo, “comprar” no sólo es bueno sino que es la única manera posible de hacer las cosas.

¿Por qué se deja que se imponga y fortalezca la idea de que la única visión válida de los usos de la tecnología sea la que dictan las corporaciones?

¿No sientes que te están escatimando algo? ¿No te suena raro?

Sólo házte unas cuantas preguntas como yo…

Busco las respuestas mientras oigo la radio, que aún es gratis.

Anuncios

0 Responses to “iTunes Store”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s





A %d blogueros les gusta esto: