Televisión mala

Hace varios años que soy asiduo espectador de la televisión de paga. Desde entonces casi no veo canales de tv abierta: salvo algún partido de futbol o algún programa de veras interesante, me he desconectado de las novedades, las estrellas y los acontecimientos relevantes que los canales de mayor audiencia ofrecen.

Salvo algún problema de comunicación con algún conocido, que trataba de charlar conmigo acerca de lo que había dicho alguien en el noticiero de la noche anterior y que yo desconocía en absoluto, no extraño demasiado esos programas. Me aburren y no me informan. He puesto mi distancia y así estoy bien.

Hace un par de semanas, por razones en realidad no tan importantes, he tenido que ver televisión abierta. No está en mis posibilidades lo de seleccionar los canales a ver ni lo de apagar la tele.

Acostumbrado a informarme en la prensa escrita, me ha sorprendido notar como aderezan las notas en los noticiarios con música incidental. Música incidental. El recurso capital del melodrama trasladado a la información que, por tanto, recibe el mismo tratamiento que las obras de ficción. Las noticias como entretenimiento.

Las revistas de mediodía son un indescriptible carnaval, cuyo tono se extiende a las series dramáticas. Los dibujos animados y las series estadounidenses han sido ya exhibidas en los canales de paga, a veces con varios años de antigüedad.

Todo está lleno de anuncios. Me ha parecido que más de la mitad del día se pone publicidad. No me refiero sólo a la que se transmite durante los programas, sino a horas enteras que van como de la medianoche al mediodía, plenas de ofertas de productos milagrosos, que sanan cuerpos y almas con tarifas no precisamente módicas.

Estoy a disgusto y espero que ya tenga la opción de poder ver lo que me gusta en la tv, o de no verla por completo.

La calidad de la televisión abierta parece empeorar cada día. No es tanto que dejen de esforzarse quienes la realizan: muestran en realidad un enorme esfuerzo en hacer todo tan mal.

Pareciera que esa mala televisión abierta es un comercial de la televisión de paga.

Anuncios

0 Responses to “Televisión mala”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s





A %d blogueros les gusta esto: